Conoce caleta San José en Arequipa, un rinconcito natural poco explorado y casi virgen que realmente vale la pena conocer.

Cómo supe de la existencia de la caleta San José

Supe de su existencia gracias a una de mis hermanas quien ya le había echado el ojo hace muchísimo tiempo atrás; cuando me contó de este lugar no dudé en investigar un poco y me encantó, sin embargo, por diferentes motivos no habíamos podido ir… hasta que llegó el momento!! 🙂

Historia de la caleta San José

Hace casi 20 años que Mauricio Mendoza del Solar y Gonzalo Llerena comenzaron un negocio de criadero de conchas de abanico en este lugar; sin embargo, algunos visitantes llegaron como el famoso Rafo León quien los incentivó a construir un albergue que reciba visitantes.

Así, fueron construyendo este hermoso albergue que es ecológico, pues el desagüe no va al mar sino a un sistema de pozos subterráneos donde se tratan las aguas residuales.

Mauricio Mendoza del Solar y Gonzalo Llerena
Mauricio Mendoza del Solar y Gonzalo Llerena

Debido a ello y al trabajo de conservación que vienen realizando en San José y caleta la Francesa, es que el albergue ganó consecutivamente desde el 2007 el premio ecoplayas. A la fecha es ganador vitalicio de este premio gracias al increíble trabajo que desarrollan en la caleta San José.

Hablar con Mauricio y con Gonzalo es sumergirse en la emoción, orgullo y profundo amor por la naturaleza que ambos tienen, escucharlos hablar es sentir la historia como si uno mismo la hubiera vivido.

Conocerlos ha sido de las mejores experiencias pues como ya lo he mencionado en el post del bosque Berlín, conservar es el trabajo más humilde y desinteresado del ser humano, de quienes siendo conscientes de su importancia, trabajan para preservarla.

Dónde queda la caleta San José

Se ubica en la costa sur del Perú, específicamente en el distrito de Quilca, provincia de Camaná en Arequipa.

Es un lugar que ofrece desconexión total (literal porque no hay señal de celular salvo movistar a la que se accede subiendo al cerro); pero que esto no los inquiete, en la caleta tienen teléfonos satelitales mediante los que se comunican con la ciudad en caso necesario.

Tampoco hay televisores en los cuartos ni wifi, no hay nada a 20 kms a la redonda más que naturaleza pura, aire fresco, mar transparente y mucha fauna marina así que no tienen más alternativa que disfrutar lo que la madre naturaleza nos proporciona 😉

Caleta San José
Caleta San José

Cómo llegar a la caleta San José

  • Pueden llegar a Arequipa y desde allí dirigirse a Quilca en el cruce del kilómetro 845 de la Panamericana Sur, tomando el desvío para llegar por un camino de trocha hasta el puerto. Luego se toma la embarcación hasta la caleta.
  • En nuestro caso nos fuimos en bus desde Lima a Camaná, nos quedamos 2 noches para conocer un poco, coordinamos con el contacto de la caleta que nos llevara hasta Quilca y de ahí representantes de la misma caleta nos recogieron para llevarnos al puerto para finalmente embarcar hacia la caleta.
  • Otra opción para los aventureros es llegar por cuenta propia en una 4×4 o en 4wd desde Quilca hasta el albergue, este tramo dura 30 minutos de camino por la nueva carretera hasta el desvío rural que lleva a la misma caleta San José.

En caso coordinen el traslado con la caleta, en el puerto ellos se encargan del trámite en la capitanía, no olviden llevar DNI para que puedan embarcar.

El trayecto desde el puerto de Quilca hasta el albergue dura aproximadamente 1:45 horas, dependiendo del humor del mar.

El camino hacia la caleta San José

Una vez embarcados en el puerto de Quilca, asegúrense de sentarse afuera de la cabina para que puedan disfrutar del hermoso paisaje.

Camino a la caleta San José
Camino a la caleta San José

Si son de los que se marean en botes, lo aconsejable es que se tomen una pastilla para el mareo 1 hora antes de embarcar.

Durante el trayecto serán testigos del genial fenómeno de desemboque del río Quilca en el mar, una enorme masa marrón que choca con la fuerza del mar que lo pinta de este color manteniéndose así durante una parte del trayecto.

Camino a la caleta San José
Camino a la caleta San José

Luego el agua del mar vuelve a su color natural, mientras distintos tipos de aves como pelícanos y gaviotas nos acompañan en el camino, viendo las rompientes en las paredes de roca que hacen de este camino uno muy especial.

Camino a la caleta San José
Camino a la caleta San José

Saben que van llegando cuando el mar se vuelve más tranquilo, abriendo paso a una playa de aguas mansas, divisándose a lo lejos la estructura del albergue y por lo menos yo, sentía que iba llegando a un sueño hecho realidad.

A la llegada nos recibió un bote más pequeño, el que nos trasladó hasta un pequeño muelle que tiene un camino marcado hacia la playa; una vez que bajé, me quité las sandalias y me metí al agua! Ella super clara, la arena suave y un clima delicioso para disfrutar 🙂

Muelle de llegada a la caleta San José
Muelle de llegada a la caleta San José

Infraestructura del albergue

En resumen: ¡es fantástico! Cuenta con 9 bungalows con vista panorámica al mar, algunos con ventanales y puertas corredizas de vidrio que asegura las mejores vistas de la caleta.

Bungalows de la caleta San José
Bungalows de la caleta San José

Todos cuentan con agua, desagüe y energía (la energía va de 6 a 8 pm).

Vista desde la terraza de los bungalows
CVista desde la terraza de los bungalows

Cuenta con un acogedor comedor interno y externo en donde disfrutarán de la comida más fresca que hayan probado, en especial el almuerzo 😉

Vista de la entrada al comedor
Vista de la entrada al comedor

Una gran ventaja es que tiene capacidad para un máximo de 30 personas, por lo que al final de los días terminas haciéndote amigo de los demás huéspedes 🙂

Servicios que ofrecen

  • Traslado desde el centro de Quilca hacia el puerto del mismo nombre.
  • Traslado desde el puerto de Quilca hacia la caleta vía mar (recuerden que también pueden llegar por su cuenta por tierra).
  • Hospedaje, alimentación completa (el primer día se llega a la hora del almuerzo, te reciben con él).
  • Actividades como kayak, pesca, snorkel, fogata, caminata hacia otras caletas como la Francesa, Ancumpita, la Huata, así como paseo a Honoratos y Hornillos para divisar a la más diversa fauna marina como lobos marinos, aves y si tienen suerte delfines.
Kayak en la caleta San José
Kayak en la caleta San José

Mi experiencia en la caleta San José

Simplemente espectacular! Desde el trayecto, la llegada, la comida que es exquisita, las actividades y la tranquilidad del lugar, hicieron que me enamorara casi de inmediato de él.

Cebiche fresco
Cebiche

Pulpo al olivo
Pulpo al olivo fresco

Sumergirme en la tranquilidad de sus aguas, nadar en ellas, divisar distintas aves mientras descansas en la orilla, por ahí ver a lo lejos a uno que otro lobo marino curioso asomando su cabecita, deleitarse con el sonido del mar, fueron momentos para mí inolvidables.

Vista de la caleta San José
Vista de la caleta San José
Atardecer en la caleta San José
Atardecer en la caleta San José

La caminata, la hermosura y tranquilidad de las caletas la Francesa, Ancumpita y la Huata, sumergirse en sus aguas claras y tener la posibilidad de divisar por encima de ellas distintos peces, cangrejos, nadar con ellos y disfrutar del entorno sin maltratarlo, de lo mejor que me pudo ocurrir.

Inicio de la caminata: vista de la caleta desde arriba
Inicio de la caminata: vista de la caleta desde arriba
Caleta la Francesa desde arriba
Caleta la Francesa desde arriba

Hasta caminar el último tramo bajo mucho sol fue increíble! Pues el premio fue poder sumergirse en estas aguas hermosas y limpias, conocer de la historia para finalmente llegar a un pozo natural de agua fresca y limpia como para terminar de bautizar la caminata pues luego la embarcación nos recogió para partir a Honoratos y Hornillos.

Ancumpita
Ancumpita

La vuelta por Honoratos y Hornillos es grandiosa: las formaciones rocosas, los lobos marinos retozando en las piedras o nadando en el mar.

Si tienen suerte podrán divisar colonias de pingüinos de Humboldt y si tienen aún más suerte, uno que otro delfín (nosotros no tuvimos suerte en esto pero sí en divisar pingüinos).

En resumen, les recomiendo totalmente ir a la caleta San José, disfrutar de este lugar que es un pedacito de paraíso en la tierra, aún poco explorado y muy respetuoso con la naturaleza y el entorno; si son de los que disfrutan estar en contacto con la naturaleza en un ambiente de desconexión, este lugar es ideal 🙂

Caleta San José
Caleta San José

Recomendaciones

  • Hagan sus reservas con tiempo, al tener sólo 9 bungalows y una capacidad máxima de 30 personas, puede llenarse rápido, en especial en temporada alta.
  • Llevar bloqueador, lentes de sol, bálsamo para labios, repelente y un cortaviento para la noche si van en verano.
  • Tener un kit con medicinas básicas: para el mareo, dolor de cabeza, gripe, para la garganta, alcohol, curitas y lo que consideren necesario llevar.
  • Lleven dinero en monedas y billetes chicos pues si quieren realizar otros consumos aparte de lo que está incluido, deben pagarlo allá, por lo que es mejor tener sencillo.
  • Pueden ir con niños, sólo consideren que si son excesivamente tecnológicos se podrían aburrir, sin embargo, sería un momento ideal para que conecten con la naturaleza y disfruten de ella sin mayores distracciones.
  • Desde el contacto por correo hasta la atención del personal en la misma caleta es extraordinario, todos super amables y atentos a las necesidades de los huéspedes, su humildad y cariño se siente enormemente.
Gonzalo con don Víctor y Lalo, siempre atentos en el servicio

Pueden chequear su página web con todos los detalles aquí y no dejen de visitar sus redes sociales: en facebook e instagram; los animo completamente a vivir la experiencia que la caleta San José les brinda, les aseguro que les va a encantar 🙂

Y para que tengan algo más gráfico acerca de mi linda experiencia, les dejo este link al video que con mucho cariño he preparado para ustedes mis queridos viajeros, pueden acceder a él haciendo click aquí.

Finalmente, les recuerdo que me pueden visitar en Facebook, Instagram y unirse a mi grupo viajero en donde se comparten experiencias, tips y ayuda para todos los que quieran viajar.

Categorías: TURISMO

2 commentarios

Regina · 28 febrero, 2019 a las 2:02 pm

Una linda, relajante y motivadora experiencia!! Estar en contacto con la belleza y la fuerza de la naturaleza y la tranquilidad….

    Romy · 1 marzo, 2019 a las 11:21 am

    Así es, realmente es un bello lugar para desconectarse y reconectar 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *